CNT protesta en Almería contra la siniestralidad laboral

CNT Almería siniestralidad laboral concentración

El pasado día 13 de febrero compañeros de Adra y Almería nos concentramos para denunciar la altísima siniestralidad laboral en la provincia de Almería.

La concentración constó de 2 partes, la 1ª al final del Paseo para dar a conocer a la población esta terrible situación y la 2ª ante la subdelegación donde hicimos entrega de un escrito exigiendo que se tomen las medidas pertinentes.

CNT recuerda, que durante el año 2017 perdieron la vida en accidentes laborales en Almería 20 trabajadores\as, unas cifras que sitúan nuestra provincia, a la cabeza de la siniestralidad laboral en Andalucía, solo por detrás de Sevilla, con una población activa mucho mayor.

CNT convoca una concentración contra la siniestralidad laboral en Almería

Acto provincial de CNT para denunciar el elevado número de accidentes laborales en la provincia. Concentración y entrega posterior en la Subdelegación del Gobierno de las demandas de la central anarcosindicalista para que se tomen medidas al respecto.

En el año 2017 perdieron la vida en accidentes laborales en Almería 20 trabajadores\as, unas cifras que sitúan nuestra provincia a la cabeza de la siniestralidad laboral en Andalucía. Solo Sevilla, con una población mayor registra un índice mayor. En España mueren en accidente de trabajo casi dos trabajadores\as al día. Hasta noviembre de 2017 según datos oficiales 569 personas murieron en el tajo.

El empleo precario, generalizado con las sucesivas reformas laborales, influye en la proliferación de accidentes de trabajo. Las propias estadísticas del Ministerio de Trabajo lo indican. ¿Por qué? Porque si se carece de estabilidad para reivindicar seguridad en el trabajo, ni se exige éste, ni otros derechos.

En la central anarcosindicalista CNT, entendemos que para minimizar las causas de los accidentes de trabajo no basta solo con una legislación específica en materia de prevención de riesgos laborales si como ocurre, hay otros factores que fomenta y amparan la precariedad en legislación laboral actual como: la externalización de servicios, la excesiva oferta de modalidades de contratación temporal que se emplean de forma fraudulenta o, el abaratamiento de las indemnizaciones por despido. Este marco jurídico tolerado por unos sindicatos mal llamados de clase y consensuado por el Gobierno y la patronal genera precisamente, las bases de la inseguridad en el empleo, una forma de embridar y contener las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras mediante la precariedad en el puesto de trabajo.

Tampoco ayuda a reducir la siniestralidad laboral las deficitarias plantillas de Inspectores de Trabajo por debajo de la ratio de otros países de nuestro entorno o la falta de herramientas legislativas útiles para controlar, de forma efectiva, la jornada de trabajo y parar el fraude que supone para la Seguridad Social los miles de horas extras al año no se abonan en las nóminas de los trabajadores\as y que posibilita, a las empresas, establecer jornadas maratonianas de trabajo que inciden también, en los índices de siniestralidad laboral. El aumento de los accidentes in intinere, o los infartos o ictus en los centros de trabajo son un síntoma inequívoco del sobreesfuerzo, cansancio y el estrés provocado por jornadas laborales propias de otro siglo.